La parada de autobuses interurbanos de Seseña Nuevo se traslada para mejorar la seguridad de los usuarios

  • Imprimir

La parada de autobuses interurbanos, situada en Seseña Nuevo junto a la carretera N-IV, contará con una nueva ubicación. Después de un intenso trabajo impulsado por el Ayuntamiento, con el Ministerio de Fomento y con las distintas empresas de transporte que operan en la zona, se ha conseguido la autorización para el traslado de la parada al lugar propuesto por la Concejalía de Urbanismo y M.A., mucho más seguro y cómodo para todos los usuarios.

La actual parada de autobuses se encuentra en un carril de aceleración para los vehículos que se incorporan a la Autovia A-IV y deceleración de los que salen de ésta, provocando situaciones de riesgo en las maniobras de abandono e incorporación a la autovía que se corregirán con el traslado. Además, la nueva ubicación, en la calle Carretera de Seseña Nuevo, permitirá evitar las aglomeraciones de tráfico y reducirá el riesgo de accidentes tanto para los conductores como para los peatones.

De la misma forma, la concejalía ha anunciado que se instalará en la nueva parada una marquesina y mobiliario urbano para hacer más agradable la espera de los viajeros. Las obras correrán a cargo del Ayuntamiento, supondrán una inversión municipal de alrededor de 11.000 euros y está previsto que comiencen a mediados del mes de noviembre.

La concejal de urbanismo, Rosa Laray, ha destacado que "gracias a las gestiones realizadas con el Ministerio de Fomento y las empresas de transporte, que han demostrado su compromiso con la localidad, el equipo de gobierno municipal ha logrado dar solución a un problema histórico de seguridad vial en el municipio que afectaba una parte importante de la población. Uno de nuestros objetivos prioritarios es continuar trabajando para mejorar la seguridad y la calidad de vida de los vecinos de Seseña".