El Ayuntamiento de Seseña pone en macha una campaña para eliminar los restos de chicle de la vía pública.

  • Imprimir

El Ayuntamiento de Seseña cuenta con una nueva máquina para eliminar los restos de chicle de las aceras que ya se está utilizando en la campaña que se ha puesto en marcha para mejorar la limpieza del municipio.

La empresa municipal Selymsa, encargada de la limpieza y el mantenimiento en la, localidad, ha incorporado esta nueva herramienta con el objetivo de mejorar el estado de las vía públicas con la supresión de los restos pegados en las calles y de las manchas de grasa que causan en el pavimento

l equipo consiste en una mochila que porta un producto específico natural, derivado de la remolacha, no tóxico y biodegradable, y un gas que genera la presión necesaria para arrancar los restos de chicle. La limpieza se completa posteriormente con un baldeo de agua a presión.

Este nuevo sistema ya se ha puesto en marcha en algunos espacios de Seseña, como la Plaza Bayona y calles aledañas, con excelentes resultados. La campaña continuará durante los próximos meses con actuaciones en todos los barrios de la ciudad, especialmente en las plazas, parques y en las zonas estanciales más frecuentadas, así como el entorno de los centros de salud, colegios y escuelas infantiles.

La concejal de Ordenación y Medio Ambiente, Rosa Laray, ha destacado la eficacia de este método para conseguir un mantenimiento más adecuado de la limpieza de las vías públicas. De la misma forma, ha recordado que “con el simple gesto de tirar el chicle a la papelera, evitamos manchar de forma innecesaria las calles. La limpieza de la ciudad es una tarea de todos y no servirá de nada invertir recursos materiales y humanos en campañas como esta, si no nos implicamos en mantener hábitos de conducta más cívicos que tengan en cuenta el respeto a los demás y a los espacios públicos”.