Aprobado el proyecto de expropiación para la construcción del carril bici.

  • Imprimir

El Ayuntamiento de Seseña ha aprobado hoy en el pleno, de forma definitiva, el proyecto de expropiación para la construcción del carril bici-vía verde que permitirá la interconexión de los núcleos urbanos del municipio.

El pleno ha resuelto las alegaciones presentadas y dado vía libre al proyecto de expropiaciones de los terrenos afectados, que comenzará ahora de forma inmediata. El procedimiento se encuentra bastante avanzado, por lo que se espera concluir las expropiaciones en un corto espacio de tiempo.

El siguiente paso será la licitación para la construcción de las dos pasarelas peatonales incluidas en el recorrido, situadas en el Camino de Ciempozuelos para salvar la línea del AVE Madrid-Levante y la Autopista de Peaje R-4, cuya construcción comenzará en los próximos meses. Los pliegos de condiciones que regirán el concurso para la ejecución de la obra de las pasarelas se incluirán en el orden del día de la próxima Junta de Gobierno Local.

Posteriormente, se licitará la obra de ejecución del carril-bici-vía verde, que está formado por el anillo que une el Camino de Seseña Nuevo, el Camino de los Pontones y el Camino de Ciempozuelos. Un trazado que consta de 8.150 metros de longitud aproximada y que contempla con un ancho único de 3,50 metros para todos los tramos.

Este proyecto es fundamental para la cohesión social de todos los habitantes, independientemente del barrio en el que vivan, y tendrá un papel vertebrador en un municipio compuesto por cuatro núcleos de población separados entre sí varios kilómetros. Además, esta infraestructura favorecerá la vida saludable y el desarrollo deportivo en el municipio, con la creación de nuevas oportunidades de ocio que serán especialmente relevantes para los jóvenes, un colectivo que sigue aumentado cada año en Seseña.

Cuatro niveles de conexión para unir Seseña

El carril bici-vía verde de Seseña es un proyecto que se va a ejecutar por fases y que distingue cuatro niveles dentro de las conexiones, que juntas componen una red de caminos ciclables que recorre todo el término municipal, en terreno urbano (dentro de cada núcleo) interurbano (que une los distintos barrios) y rústico (con la creación de nuevas rutas rurales).

Así, el primer nivel, el interurbano, se plantea como la conexión más directa e inmediata entre los distintos núcleos basándose en las infraestructuras existentes.