El Ayuntamiento de Seseña reclama al Gobierno regional que se mantenga la zona básica de salud de El Quiñón.

  • Imprimir

El Ayuntamiento de Seseña ha aprobado hoy, en el pleno ordinario, que el nuevo mapa sanitario de Castilla-La Mancha, publicado por el Gobierno regional en el mes de agosto, mantenga la zona básica de salud de El Quiñón que garantiza que se pueda construir el centro de salud del barrio, aprobado hace años. La propuesta, presentada por iniciativa del Grupo Municipal Popular, ha contado con los votos a favor del equipo de gobierno y los votos en contra de PSOE e IU.

El nuevo mapa sanitario esconde importantísimos recortes en atención sanitaria de carácter primario porque elimina varias zonas básicas de salud en la comunidad autónoma, entre ellas la zona básica de salud de El Quiñón.

Esta decisión de García-Page afecta gravemente a la atención sanitaria de los habitantes de El Quiñón, puesto que elimina la posibilidad de que se construya un centro de salud en este barrio, que ya estaba aprobado por la Consejería de Sanidad desde hace varios años.

Esta modificación del mapa sanitario resulta incomprensible cuando el barrio de El Quiñón es una zona en continuo crecimiento en la que viven más de 10.000 personas y a la que llegan cada año alrededor de 1.000 nuevos vecinos.

El ayuntamiento presentó en el periodo de información pública del nuevo mapa sanitario las alegaciones pertinentes para evitar este recorte y aún no ha obtenido respuesta.

Un nuevo varapalo de García-Page a la atención sanitaria en Seseña.

Además, la moción aprobada recoge que el gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que preside Emiliano García-Page, ya privó los habitantes de Seseña y del resto de municipios de la zona norte de Toledo, de su derecho a recibir atención sanitaria cercana al paralizar el convenio sanitario con Madrid, que les permitía acudir a los hospitales madrileños de Parla y Aranjuez. Por eso la moción aprobada hoy insta también la Junta de Comunidades a adoptar las medidas necesarias para la aplicación del convenio sanitario.